El gran crecimiento y los avances logrados por la sociedad en los últimos años nos ha permitido alcanzar una buena calidad de vida, con acceso a múltiples comodidades y servicios. Sin embargo, este crecimiento conlleva un impacto ambiental, como el aumento de temperaturas, grandes tormentas, inundaciones, sequías, entre otras, las cuales parecen haberse convertido en moneda corriente.
La actual crisis ambiental es fundamentalmente una oportunidad de cambio.

Si no puede leer este documento, haga click aquí.

Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar